Cómo cuidar una schefflera arborícola en interior y exterior

schefflera arboricola 1

La schefflera arborícola, también conocida como cheflera, es una planta ornamental muy popular debido a su vistosa apariencia y su fácil cuidado. Esta planta perenne es originaria de Australia y el Pacífico, y se ha vuelto muy popular en todo el mundo por su capacidad de adaptarse tanto al cultivo en interiores como en exteriores. En este artículo, te daremos algunos consejos para cuidar una schefflera arborícola tanto en el interior como en el exterior de tu hogar, para que puedas disfrutar de esta hermosa planta en cualquier ambiente.

Índice
  1. ¿Cómo cuidar una schefflera arborícola en interior?
    1. Luz
    2. Riego
    3. Temperatura
    4. Abonado
    5. Podas
    6. Limpieza de hojas
    7. Plagas y enfermedades
  2. ¿Cómo cuidar una schefflera arborícola en exterior?
    1. Luz
    2. Riego
    3. Temperatura
    4. Abonado
    5. Podas
    6. Limpieza de hojas
    7. Plagas y enfermedades
  3. Conclusión

¿Cómo cuidar una schefflera arborícola en interior?

Si deseas tener una schefflera arborícola en el interior de tu hogar, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para asegurar su buen desarrollo. A continuación, te mostraremos los cuidados que debes tener en cuenta:

Luz

La schefflera arborícola es una planta que necesita una buena cantidad de luz para crecer adecuadamente. Es recomendable ubicarla cerca de una ventana donde reciba luz indirecta brillante. Evita exponerla a la luz solar directa durante largos períodos de tiempo, ya que puede quemar sus hojas. Si tu casa no cuenta con suficiente luz natural, también puedes utilizar luces de cultivo para asegurar que la planta reciba la cantidad de luz necesaria.

Riego

La schefflera arborícola no requiere un riego constante, es más resistente a la falta de agua que al exceso, por lo que es importante evitar el encharcamiento del suelo. Debes regarla cada 7-10 días, permitiendo que el sustrato se seque ligeramente entre riegos. Es importante regarla adecuadamente en verano, ya que en esta época del año la planta puede perder más agua.

Temperatura

La schefflera arborícola se desarrolla mejor en temperaturas cálidas, entre 20-25°C, pero puede tolerar temperaturas más bajas de hasta 10°C. Evita ubicarla cerca de corrientes de aire frío o en lugares donde pueda haber cambios bruscos de temperatura, ya que esto puede afectar su crecimiento.

Abonado

Es recomendable abonar la schefflera arborícola una vez al mes durante la primavera y el verano, utilizando un fertilizante líquido para plantas de interior. Sigue las instrucciones del producto para saber la cantidad adecuada a utilizar. Durante el otoño y el invierno, es suficiente con abonarla cada dos meses o incluso suspender el abono.

Mira TambiénCuál es la forma correcta de podar rosales en veranoCuál es la forma correcta de podar rosales en verano

Podas

La schefflera arborícola no requiere podas frecuentes, pero puedes realizar podas de formación o podas de rejuvenecimiento para mantener su forma y tamaño. Es importante utilizar herramientas de corte limpias y afiladas para evitar dañar la planta, y es recomendable realizar las podas en primavera u otoño.

Limpieza de hojas

Las hojas de la schefflera arborícola pueden acumular polvo con el tiempo, por lo que es recomendable limpiarlas regularmente. Puedes utilizar un paño húmedo para limpiar suavemente las hojas y mantenerlas libres de polvo. Esto también ayudará a que la planta respire mejor y se mantenga más sana.

Plagas y enfermedades

La schefflera arborícola puede ser susceptible a algunas plagas, como los ácaros y los pulgones. Si observas la presencia de estos insectos, puedes utilizar insecticidas específicos para eliminarlos. También debes estar atento a posibles enfermedades fúngicas, como el oidio o la pudrición de raíz, y tratarlas a tiempo para evitar daños en la planta.

¿Cómo cuidar una schefflera arborícola en exterior?

Cuidados para una schefflera arborícola tanto dentro como fuera de casa: consejos prácticos para mantenerla sana y hermosa.

Si deseas tener una schefflera arborícola en el exterior de tu hogar, es importante seguir algunos cuidados específicos para garantizar su buen desarrollo y resistencia a las condiciones exteriores. A continuación, te mostraremos los cuidados que debes tener en cuenta:

Luz

La schefflera arborícola en exterior requiere una buena cantidad de luz, pero debe tener una ubicación en la que esté protegida de la luz solar directa durante las horas más intensas del día. Es recomendable ubicarla en un lugar con luz filtrada o en sombra parcial.

Riego

En el exterior, la schefflera arborícola debe regarse regularmente, especialmente durante los meses más calurosos del año. El riego debe realizarse de manera que se mantenga el suelo ligeramente húmedo, evitando encharcamientos. Es importante tener en cuenta que el riego debe ser más espaciado durante los meses más fríos del año.

Mira TambiénCómo cuidar la yuca tanto en interior como en exteriorCómo cuidar la yuca tanto en interior como en exterior

Temperatura

La schefflera arborícola es una planta que puede adaptarse a una amplia gama de temperaturas, siempre y cuando esté protegida de las heladas y los cambios bruscos de temperatura. Es más resistente al frío que otras especies de schefflera, pero aún así se recomienda protegerla cuando las temperaturas desciendan por debajo de los 10°C.

Abonado

En el exterior, la schefflera arborícola también puede beneficiarse del abonado regular durante la primavera y el verano. Utiliza un fertilizante equilibrado para plantas de exterior, siguiendo las instrucciones del producto. Durante el otoño y el invierno, es suficiente con abonarla cada dos meses o suspender el abono.

Podas

Al igual que en el interior, las podas en el exterior son opcionales, pero pueden realizarse para mantener la forma y el tamaño deseado de la planta. Es recomendable realizar las podas en primavera u otoño, cuando la planta está en pleno crecimiento.

Limpieza de hojas

Al estar expuesta al aire libre, las hojas de la schefflera arborícola pueden acumular polvo y suciedad con mayor facilidad. Es importante limpiarlas regularmente con un paño húmedo para mantenerlas libres de polvo y permitir que la planta respire mejor.

Plagas y enfermedades

En el exterior, la schefflera arborícola puede ser susceptible a algunas plagas, como los pulgones y los ácaros. Si observas la presencia de estos insectos, puedes utilizar insecticidas específicos para eliminarlos. También debes estar atento a posibles enfermedades fúngicas, como el oidio o la pudrición de raíz, y tratarlas a tiempo para evitar daños en la planta.

schefflera arboricola 1Conclusión

La schefflera arborícola es una planta versátil y de bajo mantenimiento que puede agregar un toque tropical a cualquier ambiente, ya sea en el interior o en el exterior de tu hogar. Siguiendo los cuidados adecuados, como proporcionarle la cantidad adecuada de luz, regarla de manera adecuada, mantener una temperatura estable, abonarla regularmente, hacer podas eventuales, limpiar sus hojas y estar atentos a posibles plagas y enfermedades, podrás disfrutar de una hermosa schefflera arborícola en todo su esplendor. No importa si eres un principiante en la jardinería, ¡la schefflera arborícola es una planta que te lo pondrá fácil!

Mira TambiénConsejos para cuidar una planta Syngonium White ButterflyConsejos para cuidar una planta Syngonium White Butterfly

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo cuidar una schefflera arborícola en interior y exterior puedes visitar la categoría Hogar. Donde puedes conseguir información actualizada de este 2024

Javier Chirinos

Un apasionado de la agronomía y profesor de Biología, quien ha dedicado su vida a la pedagogía y al autoaprendizaje. Su portal web dedicado a la agronomía es una manifestación vívida de su fervor por compartir conocimientos que ha acumulado a lo largo de los años.

►Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir